COMO CONSEGUIR UN PESCADO FRITO PERFECTO

He escuchado muchas mujeres que vienen de visita al Pacífico y comentan desilusionadas cómo es que el pescado que preparan en casa no les queda igual de rico al que se comen en mi restaurante. Apartando el hecho de que mi restaurante está al frente del mar, con el sonido de las olas, la brisa, las palmeras… y eso le da un toque especial a la experiencia de comerse un pescado frito, no veo la diferencia.

Pero quiero compartirles 8 tips para que descubran cómo conseguir un pescado frito perfecto y cuando vengan a visitarme puedan presumir también:

1. Mantener el sabor del pescado

Para mí, esto es indispensable. Queremos un pescado que sepa a pescado, ¿verdad? Solo debemos salar el pescado en un recipiente y dejarlo reposar mientras alistamos el resto de ingredientes y utensilios que necesitamos para la preparación.

2. Secarlo muy bien

Si usamos pescado congelado, debemos asegurarnos de que está completamente descongelado antes de freírlo. Igualmente lo mejor es secarlo con un paño absorbente para que la humedad no haga que el aceite salte.

3. Cubrirlo

Si quieres hacer el pescado apanado, puedes usar tu mezcla preferida para empanizar. Si solo vas a freírlo, te recomiendo pasar por lo menos por un poquito de harina, para proteger la carne tierna y lograr más crocancia.

4. Enfriar

Una vez tengas el pescado enharinado o empanizado, es ideal llevarlo por no más de 10 minutos a refrigerar, solo para que la cobertura se adhiera y no se suelte en el caldero con el aceite.

5. ¿Qué Caldero usamos? 

El caldero que usemos, es el secreto más importante. Para mí el Caldero Imusa el Original es ideal, ya que nos permite tener espacio para dar vuelta al pescado, logrando que no se peguen entre sí y que el aceite no se queme pronto. Además, es muy fácil de manipular por sus asas más gruesas y conserva la misma temperatura durante la preparación.

6. Temperatura

Mi recomendación es freír el pescado en aceite abundante, que lo cubra totalmente y a temperatura media para que se cocine uniformemente y su cubierta no se queme. Apenas esté dorado por ambos lados, lo sacamos del aceite y lo colocamos sobre papel absorbente para retirar los excesos.

7. Servirlo

Lo ideal es servirlo de inmediato para disfrutarlo crocante, pero si debes guardarlo para más tarde, no lo tapes para que no se ablande. Lo mejor es llevarlo al horno a temperatura muy baja para que se conserve seco y crujiente.

8. Evitar olores en la cocina

No es un secreto que al preparar pescado, la cocina se impregna de un olor que no nos agrada mucho. Mi tip para evitar que esto suceda mientras preparas un pescado frito perfecto, es poner un recipiente con vinagre blanco al lado del fogón para que disminuya y elimine los posibles olores. ¡Funciona de maravilla!

Quiero que usen estos tips, me cuenten cómo les va y si descubren alguno más, lo compartan con toda la comunidad Imusa, para que disfrutemos del pescado frito perfecto. Las espero de visita por el Pacífico para que disfrutemos de este y todos los platos llenos de sabor colombiano que tiene esta tierra.

CARMENZA ULLOA

Experta del pescado Frito

Pacífico Colombiano