LÁMPARAS SEGÚN LA FORMA DE LA MESA DE TU COMEDOR

Consigue una buena iluminación directa con piezas de tendencia

Lámparas Beat de Tom Dixon, un diseño elegante para hostelería

La forma y las dimensiones de la mesa de comedor son determinantes a la hora de elegir las lámparas encargadas de iluminarlo de forma adecuada, pero no son los únicos aspectos para tener en cuenta. Cuestiones como el tipo de pieza que elijamos, los materiales en los que estén realizadas o el tipo de luminaria que incorpores son aspectos que debemos tener también muy en cuenta.

En esta guía te orientamos acerca de los mejores diseños de lámparas en función de cómo es tu mesa de comedor. Déjate  guiar!!!!

Lámparas de suspensión, las reinas del comedor

 

Las lámparas colgantes son las más adecuadas para iluminar la mesa del comedor, ya que ofrecen una luz focalizada sobre esta que se va difuminando a su alrededor. Este efecto depende de la altura a la que se dispongan ya que, cuanto más bajas, más concentrado estará el cono de luz que proyectan; y, al contrario, cuanto más altas se coloquen, bañarán de luz de una forma más general.

Entonces, ¿cuál es la altura correcta para ubicar la lámpara en el comedor? Los expertos aconsejan situar la lámpara a una distancia de entre 60 y 80 cm del sobre de la mesa del comedor para ofrecer una cobertura óptima de esta, aunque siempre teniendo en cuenta cuestiones como que no interfiera en el contacto visual entre los comensales o que no haya riesgo de golpearse con esta. Del mismo modo, en lámparas muy voluminosas o con un haz de luz muy amplio, así como cuando la mesa es muy grande, es aconsejable elevar la pieza algunos centímetros más. Los modelos ajustables en altura son los más cómodos en este sentido, ya que ofrecen una gran flexibilidad al momento de ubicarla.

Si la lámpara elegida focaliza mucho la luz sobre la mesa, así como en comedores muy amplios, se aconseja completar la iluminación con una luz alterna de ambiente que evite contrastes muy marcados entre la zona iluminada y el resto del espacio.

 

Iluminar mesas redondas y cuadradas

 

Las mesas redondas son las que menos exigencias tienen en cuestiones de iluminación, ya que basta con una única luz dispuesta en posición central. Lógicamente, cuanto mayor sea el diámetro de la mesa, mayor deberá ser también el de la lámpara. De hecho, tanto en las mesas redondas de grandes dimensiones como en las cuadradas, son aconsejables modelos que abran el campo lumínico mediante diferentes focos. 

 

Mesas de comedor rectangulares

En el caso de las mesas rectangulares es mejor elegir modelos de lámparas alargados, que permitan iluminar toda su superficie, como este modelo disponible en 3 o 5 bombillos.

Si bien hay mucha oferta de lámparas de este tipo, la cosa se complica en el caso de mesas muy largas, por lo que combinar varias lámparas independientes colocadas a modo de serie es la mejor opción.

 

Mesas ovaladas, mayor dinamismo

 

Las mesas ovaladas tienen requisitos muy similares a los de las rectangulares, aunque sus suaves formas redondeadas combinan mejor con modelos de lámparas más fluidas y de diseños variados.

Sea cual sea el modelo de lámpara por el que nos decidamos, es muy importante que se sitúe centrada y alineada con la mesa ya que, un leve desplazamiento, descompensará el conjunto. Si la toma de luz del comedor no lo permite (o, incluso, si no hay toma de luz en el techo del comedor), un recurso muy práctico es decidirse por un modelo de lámpara (o varias) con cables vistos convirtiendo esta desventaja en otro elemento decorativo.