CHICARRÓN DE PESCADO

El chicharrón es el nombre que recibe una carne al ser muy frita en su propia grasa o en aceite. El más conocido es el de cerdo pero no es el único. Se obtiene a través de un proceso de fritura, después del cual la carne debe quedar bien crujiente. El chicharrón de pescado, por ejemplo, se logra con la combinación de harinas y huevo.

La carne de pescado contiene proteínas de excelente calidad. Es un alimento con baja cantidad de calorías; además, es fuente de vitamina A y las del grupo B.  El pescado posee minerales como yodo, magnesio y hierro.

Ingredientes:

 

  • 1 kg de pescado blanco
  • Media taza de harina de trigo
  • Media taza de harina de maíz
  • Una cucharada de levadura química
  • Un limón
  • Jengibre
  • Sal al gusto
  • Pimienta al gusto
  • Dos cucharadas de pasta de ajo
  • Dos cucharadas de salsa de soja
  • Dos huevos

 

Cómo preparar chicharrón de pescado:

  1. Lavar el pescado en agua con sal. Remover cualquier impureza que pueda tener la carne. Los movimientos deben ser delicados para no dañarlo; este procedimiento no debe demorarse más de un minuto. Al retirar el agua, poner sobre papel absorbente.
  2. Quitar todas las espinas. El pescado no debe tener piel, solo se debe trabajar con la carne. Proceder a cortar trozos medianos y colocarlos en un bowl grande, agregar sal y pimienta al gusto y mezclar.
  3. Añadir el zumo de un limón sobre el pescado. Mezclar para que todos los trozos puedan impregnarse del sabor cítrico del limón. Hay que tener cuidado con este ingrediente, el limón, pues da un intenso sabor.
  4. Limpiar el jengibre y rallarlo para extraerle el jugo, verterlo sobre el pescado y mezclar. Agregar la salsa de soja; la soya le otorgará sabor y color al pescado.
  5. Batir bien los dos huevos. Verter el huevo batido sobre el pescado y mezclar de manera uniforme; dejar reposar por un lapso de 5 minutos dentro del refrigerador.
  6. Mezclar en un recipiente mediano las harinas y la levadura química. Terminado este proceso, pasar los trozos por pescado por la combinación de harinas. Quitar el exceso para que no se formen grumos.
  7. Calentar una olla pequeña con abundante aceite. Una vez que el aceite esté caliente, se procede a freír el pescado por partes. Esto se hace para que no disminuya la temperatura del aceite. Retirar los trozos de pescado y ponerlos en papel absorbente.
  8. Servir como acompañante o como entrada con la salsa favorita y con cascos de limón.