TRES PLATOS QUE SE PUEDEN PREPARAR EN UNA OLLA A PRESIÓN Y TAL VEZ NO LO SABÍAS

No hay una cocina colombiana que no tenga dentro de sus artículos favoritos, una olla a presión. ¿Por qué? La respuesta es muy simple: la olla a presión es la mejor ayuda para preparar deliciosos platos mucho más rápido. Su forma de concentrar el calor hace que la cocción de los alimentos sea mucho más ágil mientras conserva todos los sabores.

Quizás piensas que la olla a presión es un utensilio que sirve para preparar platos puntuales como sudado, sancocho, frijoles o lentejas; pues es lo que hemos hecho tradicionalmente, pero…¿qué dirías si te enseñamos que sirve para mucho más?

1. Costillas agridulces

Dentro de la olla a presión vas a sofreír a fuego medio las costillas, dorándolas muy bien. Luego, adiciona 2 tazas de agua, salsa de tomate, vinagre, mostaza, sal pimienta al gusto y un poco de pimentón. Baja el fuego para que las costillas se cocinen en la salsa por 5 minutos más, después de la primera vez que pite la olla.

Para darle el toque final, lleva las costillas al horno para dorar y añade maicena al caldo de la cocción para espesar más la salsa y acompañarlas al servir. ¡No lo vas a creer!

2. Alitas encebolladas

Para esta preparación las alitas deben estar descongeladas. En tu olla a presión comienza a sofreír cebolla cabezona en láminas, agrega ajo y dos cucharadas de salsa de tomate. Una vez tengas listo este guiso, añade las alitas con 1/2 taza de agua, 1/2 de vino blanco y hojitas de laurel; dejando en el fuego por 15 minutos.

Revuelve de vez en cuando para que las alitas se doren por ambos lados y añade perejil al final. Vas a ver que no necesitas freírlas ni hornearlas si tienes tu olla a presión.

3. Bizcocho

Estás leyendo bien…¡vamos a hacer un postre en la olla a presión! Este tradicional bizcocho tendrá un sabor delicioso y una textura muy esponjosa. 

Comienza por crear la mezcla batiendo todos los ingredientes: huevos, harina, azúcar, leche y esencia de vainilla. Luego, podrás ponerla en un molde engrasado e introducir el molde en tu olla a presión con suficiente agua, pero que no toque el molde para que haga el efecto de baño a vapor. Puedes usar una rejilla para esto.

La preparación tomará unos 40 minutos a fuego lento y podrás verificar su cocción 10 minutos después de bajarlo del fuego. ¡Es increíble!

Como te hemos demostrado, hay muchas ideas geniales para usar tu olla a presión más allá de los platos tradicionales. Este producto funciona como una gran ayuda en la cocina a la hora de concentrar los sabores, realizar cocciones más rápidas y crear las más deliciosas recetas con implementos creados con la mayor seguridad y calidad.

Autor: Imusa